Ugrás a tartalomhoz Lépj a menübe
 


Shakira : La Pared

La Pared

Eres como una predicción de las buenas
Eres como una dosis alta en las venas
Y el deseo gira en espiral
Porque mi amor por ti es total
Y es para siempre

Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Sin ti

Eres la enfermedad y el enfermero
Ya me has convertido en tu perro fulero
Sabes que sin ti ya yo no soy
Sabes que a donde vayas voy
Naturalmente

Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Sin ti
Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Después de ti la pared no me faltes nunca debajo el asfalto
Y más abajo estaría yo
Sin ti

Shakira : Tú

Te regalo mi cintura
y mis labios para cuando quieras besar
te regalo mi locura
y las pocas neuronas que quedan ya

mis zapatos desteñidos
el diario en el que escribo
te doy hasta mis suspiros
pero no te vayas más

porque eres tú mi sol
la fe con que vivo
la potencia de mi voz
los pies con que camino
eres tu amor
mis ganas de reír
el adiós que no sabré decir
porque nunca podré vivir sin ti

si algún día decidieras
alejarte nuevamente de aquí
cerraría cada puerta
para que nunca pudieras salir

te regalo mis silencios
te regalo mi nariz
yo te doy hasta mis huesos
pero quédate aquí

porque eres tú mi sol
la fe con que vivo
la potencia de mi voz
los pies con que camino
eres tu amor
mis ganas de reír
el adiós que no sabré decir
porque nunca podré vivir sin ti

Pienso En Ti

 

Pienso En Ti

Cada día pienso en tí
Pienso un poco más en tí
Despedazo mi corazón
Se destruye algo de mí
Cada día pienso en tí
Pienso un poco más en tí

Cada vez que sale el sol
Busco un algo de valor
Para continuar así
Y te veo así no te toque
Rezo por tí cada noche
Amanece y pienso en tí
Y retumba en mis oídos
El tic-tac de los relojes
Y sigo pensando en tí
Y sigo pensando...